hannibal lenter

La mina viene acercándose, me clava la mirada, ladea el cachete. Puedo ver de refilón el brillo cóncavo sobre la mejilla, un arco luminoso, un amanecer grasoso que viene a despertar mi letargo matinal. Sonríe dientes manchados de lápiz labial. Antes de escuchar el buen día, ya me pregunté mil veces porqué hay mujeres queSigue leyendo “hannibal lenter”

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora