Diseña un sitio como este con WordPress.com
Comenzar

imaginaria optimística

Observé la pared enfrentada con la ventana. La luz de la media tarde formaba el rectángulo de siempre. Ahí iba a estar el cuadro que pensaba pintar yo, con un surco en la pared a modo de carril, para ir cambiando la posición según entrara la luz del sol. Hasta había imaginado que los motivosSigue leyendo «imaginaria optimística»

Anuncio publicitario